Las nuevas licencias de televisión se adjudicarán antes de fin de año

El concurso público para la adjudicación por parte de la Junta de las 63 nuevas licencias de televisión TDT local en 21 demarcaciones de Castilla y León ha entrado en su recta final. Y lo ha hecho con sorpresas. Han sido un total de 11 empresas las que compiten por 23 licencias en 15 demarcaciones geográficas.

Por lo que respecta a la provincia de León, son tres las empresas que optan a alguna de las licencias en las tres demarcaciones marcadas en las bases. Por zonas, la demarcación de León y su alfoz, canal 22 de UHF (Cerca de 200.000 habitantes de alcance)  cuenta con la solicitud de la empresa madrileña Kiss Radio S.A y la leonesa Mediaplanet Global S.L. En la demarcación de Astorga – La Bañeza, canal 41 de UHF (40.000 habitantes) tan sólo Mediaplanet Global S.L. ha presentado solicitud para conseguir el permiso. Por último, en el Bierzo, canal 33 de UHF (100.000 habitantes) compiten la vallisoletana Radio Televisión Castilla y León para su marca local “La 8 Bierzo” y Mediaplanet Global. Esta última es, por lo tanto, la que ha presentado en todas las demarcaciones habilitadas por la Junta de Castilla y León en la provincia.

En cualquier caso, la oferta es superior a la demanda y salvo errores de forma, todos los concursantes conseguirán la adjudicación. En León capital, El Bierzo y Astorga/La Bañeza estaban en juego 9 licencias; tres por cada demarcación.

Además de toda la provincia de León, la leonesa Mediaplanet Global opta a una cuarta licencia en Valladolid capital, canal 41 de UHF (400.000 habitantes), también junto a Kiss Radio S.A como únicos concursantes.

La Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, responsable de dichas adjudicaciones, tiene la intención de finalizar este concurso antes de que acabe el presente ejercicio. Según fuentes de la propia Consejería, es muy probable que en el mes de noviembre se adjudiquen definitivamente dichas licencias y se concluya el concurso.

De las 63 licencias que salieron a concurso sólo se van a adjudicar 23, que corresponden a 15 demarcaciones territoriales: las capitales de provincia de la Comunidad y a las ciudades de Ponferrada, Astorga-La Bañeza, Medina del Campo, Benavente, Aranda de Duero y Miranda de Ebro. Demarcaciones como Béjar, Ciudad Rodrigo, Briviesca, Medina de Pomar, Aguilar de Campo y Burgo de Osma no han despertado el interés de las empresas audiovisuales. Sus licencias quedarán desiertas.

Las licencias objeto de esta convocatoria son las asignadas a la Comunidad de Castilla y León en el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Local. Conforme a este Plan, aprobado por la Administración General del Estado, la Comunidad cuenta con 21 demarcaciones geográficas de TDT local, que se corresponden con comarcas geográficas que agrupan a varios municipios, coincidiendo nueve de ellas con cada capital de provincia y su ámbito. Cada una de las demarcaciones tiene asignado un “canal múltiple”, con capacidad para difundir cuatro programas o canales de televisión.

Uno de estos cuatro canales está reservado para la emisión por los ayuntamientos que lo soliciten y los otros tres pueden ofertarse mediante concurso público para su explotación por empresas y particulares, precisamente el objeto de la convocatoria efectuada por la Consejería.

CRITERIOS

Respecto a los criterios a valorar para la adjudicación por la Mesa de Evaluación del concurso, se tiene en cuenta en primer lugar la propuesta de programación ofertada por cada solicitante, valorando la distribución de la parrilla de programación, el tiempo de emisión, la producción propia de los programas y la emisión de programas con contenidos relacionados con los municipios de la demarcación a la cual se presenta la oferta.

Son también objeto de valoración las características técnicas del proyecto, los estudios de producción y los medios con los que se va a contar para desarrollar la actividad, los recursos humanos que van a emplearse, la viabilidad económica y las inversiones previstas. Asimismo se tendrá en cuenta la experiencia en la prestación de servicios de comunicación audiovisual o el fomento de los valores culturales históricos y sociales de la Comunidad de Castilla y León.

Los titulares de las licencias tienen como obligaciones, entre otras, cumplir con un horario mínimo de emisión de siete horas diarias y cincuenta horas semanales, respetar determinadas características técnicas, así como mantener y perfeccionar la calidad técnica de los equipos que utilicen. Es requisito para ser adjudicatario disponer de los estudios de producción en un municipio del ámbito de cobertura de la demarcación y cumplir con una cobertura mínima de despliegue que irá ampliándose durante la vigencia de la licencia.

Los adjudicatarios también están obligados a respetar los principios orientadores de la prestación de servicios de comunicación audiovisual, entre los que destacan el respeto al pluralismo político, religioso, social cultural, ideológico y lingüístico; la promoción de los derechos de la juventud y de la infancia; la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad y la integración de las personas en situación o riesgo de exclusión social. Han de ser respetados principios tales como la dignidad y los derechos de la mujer y la promoción efectiva de la igualdad sin distinción de sexo, así como el fomento de la sensibilización contra la violencia de género. Resalta como principio orientador relevante el desarrollo económico, social y cultural del medio rural.