Los sindicatos CCOO y UGT han propuesto hoy al Gobierno central la constitución de una Mesa por el Futuro de León con el fin de canalizar y garantizar el buen uso de las inversiones anunciadas en materia de transición energética y en otros sectores. Los líderes sindicales han entregado a la Delegación del Gobierno un documento con una serie de medidas y propuestas en materia de inversiones con el fin de hacer realidad la reindustrialización de la provincia y frenar la tendencia de “caída en picado” de la economía leonesa.

Sindicatos y Delegación del Gobierno coinciden en que “los cientos de millones de euros” de los fondos mineros, invertidos en los últimos años en las cuencas mineras, no han cumplido sus objetivos. Por eso ahora se trata de que Gobierno central, Junta de Castilla y León, Diputación y Consejo Comarcal del Bierzo coordinen sus estrategias inversoras para hacerlas rentables y, sobre todo, eficaces.

Los sindicatos presentarán el mismo documento a la Junta, a la Diputación y al Consejo Comarcal del Bierzo para coordinar a las administraciones y alinear los fondos disponibles con el objetivo de hacer realidad la reindustrialización de la provincia.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha sido receptiva con la petición de los sindicatos, pero ha pedido tiempo porque el Gobierno acaba de constituirse y, sobre todo, porque falta la herramienta imprescindible: los Presupuestos Generales del Estado.

Así todo, la delegada admite la falta de eficacia de los antiguos fondos mineros y la necesidad de coordinar las futuras inversiones, que deberían contemplar actuaciones en Torneros, Feve, la Ciuden de Ponferrada, el Incibe y a zonas excluidas ya de la transición energética, como las antiguas comarcas mineras de Cistierna y Sabero.

MOVILIZACIONES

A pesar de este buen tono, los sindicatos UGT y CCO mantienen para el día 16 de febrero la convocatoria de manifestaciones en León capital, Ponferrada y Villablino para reivindicar a las administraciones públicas medidas inmediatas y eficaces para reindustrializar la provincia leonesa y frenar la despoblación, sobre todo la de jóvenes profesionales.

Los sindicatos insisten en que es “tiempo de acción” porque el cierre de las centrales térmicas ha sido “un mazazo” que se suma al cierre de las minas de carbón.