El ovino, un sector en crisis por el coronavirus

La Junta ha tomado una nueva medida para intentar salvar al sector cárnico de Castilla y León, uno de los más afectados por los efectos del coronavirus y posterior estado de alarma. Subsectores como el lechazo o el cochinillo han visto reducir sus ventas prácticamente a cero por el cierre de restaurantes. Para combatir esta dura crisis, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), pone a disposición del sector agroindustrial un servicio de ultracongelación con nitrógeno líquido en la Estación Tecnológica de la Carne.

Con esta medida se pretende que el equipo esté disponible para su utilización por parte de las empresas que desarrollan su actividad en los sectores más afectados por la crisis del Covid-19, como son el lechazo, el cochinillo y otros productos destinados al canal Horeca (Hoteles,  Restaurantes y Cafeterías).  La industria cárnica es el motor del sector agroalimentario de Castilla y León, genera más de 11.000 puestos de trabajo y mueve casi 2.700 millones de euros.

Castilla y León cuenta con más de 800 industrias, y produce el 13% del volumen de carne en España. Por sectores, Castilla y León produce el 25% de la carne de ovino, siendo líderes a nivel nacional, el 18% de la carne de vacuno, y el 14% de la carne de porcino, ocupando en ambos casos la segunda posición. Destaca también la producción de carne de conejo y de aves, ocupando la tercera y cuarta posición respectivamente en el ranking nacional.

Debido al estado de alarma, los productos cárnicos, que en su mayoría estaban destinados a los establecimientos hosteleros como el cochinillo, el lechazo, o los chuleteros, han sufrido una reducción drástica en su demanda. Ante esta situación el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León  pretende, mediante este servicio de ultracongelación, dar soluciones a una de las demandas más importantes del sector cárnico, como es incrementar la vida útil de la carne y los productos cárnicos, manteniendo sus características nutritivas, tecnológicas y organolépticas. Este armario de ultracongelación tiene una capacidad de 4,5 metros cúbicos, el producto se introduce depositado en bandejas soportadas sobre un carro. Dependiendo del producto podrían congelarse por cada ciclo (aproximadamente una hora) entre 300-400 kilos de carne.

El coste del servicio depende del volumen de producto que se quiere ultracongelar y de la facilidad o rapidez que conlleve el proceso.