El Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Sistemas y Automática de la Escuela Superior y Técnica de Ingenieros de Minas (ESTIM) de la Universidad de León (ULE) ha organizado un curso titulado ‘Factura eléctrica: cómo entenderla y modificarla para ahorrar. Análisis de casos prácticos’, dirigido todos aquellos ciudadanos interesados en conocer las claves del marco legal que rige el mercado eléctrico español, para que puedan seleccionar el proveedor de energía más adecuado para sus intereses.

El curso online, que tendrá lugar los días 11 y 12 de junio de 16:00 a 21:00 horas, también es de interés para profesionales (administradores de fincas, encargados de administración de PYMEs o entes públicos), que deseen ofrecer a sus clientes o administrados un servicio de optimización de la facturación eléctrica y para todos los ciudadanos que deseen comprobar si lo que pagan por el suministro eléctrico es correcto. A todos ellos se les capacitará para realizar las modificaciones necesarias para que puedan ahorrar, si así fuera preciso.

EL RIESGO DE LA POBREZA ENERGÉTICA Y LA PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD

Desde la organización – que ha corrido a cargo de Ana Mª Diez Suárez y Alberto González Martínez, ambos profesores de la ESTIM – explican que en la actualidad en nuestra sociedad «tanto en el ámbito doméstico como en el empresarial, una de las partidas a las que se destinan cada vez más recursos es al consumo de energía, siendo el aumento del precio de la energía eléctrica un factor determinante. Son muchos los hogares que están en riesgo de vivir en la pobreza energética -añaden- e igualmente en muchas de nuestras empresas los resultados económicos son lastrados por el coste de la energía, con la pérdida de competitividad que ello supone».

Para hacer frente a esta realidad, el curso pretende ayudar a los participantes «a gestionar facturas de forma personalizada» y apunta que se analizarán las facturas aportadas, sean de suministro doméstico o empresarial.

El precio de la matrícula es de 100 euros, cantidad que se reduce a 50 para estudiantes universitarios y a 30 para desempleados y alumnos de la ULE.

La superación del curso exige, una asistencia superior al 80% de las sesiones online. El sistema de evaluación consistirá en un test y la presentación en formato electrónico de una memoria de la experiencia cometida.