Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja/ Diario SUR

La baja cotización en Bolsa de los valores de Unicaja Banco ha facilitado esta semana un nuevo ajuste en su accionariado. El fondo soberano noruego Norges Bank ha comprado títulos nuevos del banco andaluz por un importe ligeramente superior al millón de euros. Tras esta compra, los noruegos se convierten en el sexto mayor accionista de Unicaja, con un porcentaje del 3,08% de su capital social. El importe de las acciones en poder de Norges Bank asciende a 61,2 millones de euros, según informan varias agencias.

El pasado miércoles, Norges Bank decidió elevar su posición en Unicaja de forma directa desde el 2,927% anterior al 3,016% actual, comprando 1,43 millones de títulos nuevos por unos 1,01 millones de euros. En total, cuenta con 48,56 millones de acciones del banco andaluz. Además, el fondo soberano noruego, el mayor de Europa, adquirió un 0,064% de Unicaja de modo indirecto en derechos de voto que pueden ser adquiridos si el instrumento es ejercicio o canjeado.

En suma, Norges Bank ha elevado en unos 9,98 millones de euros el valor de sus derechos sobre Unicaja, hasta los 61,2 millones de euros, frente a los 33,4 millones de euros que valía su participación en la última notificación. La firma, con sede en Oslo, no irrumpía con tanta fuerza en Unicaja desde diciembre de 2018 cuando salió a la luz el inicio de conversaciones entre la entidad andaluza y Liberbank para llevar a cabo una posible fusión, operación que finalmente se truncó. En ese momento, elevó su posición hasta el 3,042%, si bien en abril de este año la rebajó hasta el 2,927%, recuerdan las mismas agencias.

La Fundación Unicaja, presidida por el auténtico hombre fuerte del banco, Braulio Medel, sigue siendo la principal accionista, con el 49,6% del capital. Le siguen Indumentaria Pueri (5%), Santander Asset Management (4,946%), Fidelity (3,713%), Santander Acciones Españolas (3,045%) y Wellington Management (3,028%).

PROBLEMAS EN LEÓN

Unicaja es el banco que absorbió a las antiguas cajas de ahorro España y Duero y está actualmente en proceso de reestructuración en Castilla y León, cerrando oficinas, cajeros automáticos en el mundo rural y trasladando de forma forzosa a empleados de León a Andalucía.

Asimismo, a final de este mes, Unicaja debe acudir a un acto de conciliación con la Fundación Obra Social Castilla y León  (Fundos), que le reclama más de cien millones de euros por apropiación indebida de inmuebles y obras de arte.