Olegario Ramón, alcalde de Ponferrada/ Bierzodigital

Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Ponferrada han unido sus críticas a la gestión de Gersul, el consorcio de gestión de residuos urbanos de la provincia, que arrastra una deuda superior a los 20 millones de euros, que podría incrementar por reclamaciones judiciales pen dientes.

El alcalde, Olegario Ramón, expresó, según informa Bioerzodigital, que Gersul es “un problema gravísimo, con pagos muy difíciles de asumir” y advirtió de que “Ponferrada no hará frente a los intereses generados por la deuda de otros, porque nosotros estamos al día”.

Todos los grupos políticos del pleno criticaron la gestión llevada a cabo por Gersul durante los últimos años, tanto en lo económico como en sus tareas de tratamiento de residuos. Así, la portavoz de Podemos, Lorena González, puso el acento en “la estafa y el atentado medioambiental que ha supuesto dejar la gestión de Gersul en manos de empresas privadas. No se está reciclando ni un 20% de los residuos, cuando el acuerdo era reciclar el 85%, y se ha creado un vertedero monstruoso en el alfoz de León”. El resto de portavoces se expresaron en similares términos, calificando la gestión como “nefasta” o “desastrosa”, y advirtiendo, en el caso de Samuel Folgueral, de la “importante subida del recibo” que supondrán los desmanes de los últimos años.

En este sentido, el pleno aprobó con los votos a favor del tripartito y la abstención de la oposición, la modificación de los estatutos de Gersul por los que el consorcio para el tratamiento y reciclaje de residuos pasa a depender de la Diputación de León. El alcalde mostró su esperanza en que Diputación ponga orden en Gersul.

Hay que recordar que la asamblea de Gersul aprobaba en su última re unión una subida de tasas de la recogida de basuras un 16%, subida que ha sido duramente criticada por las patronales Fele y Cel. Asimismo, la Cámara de la Propiedad Urbana está estudiando un posible recurso a la subida.

Por otra parte, el Tribunal de Cuentas ha abierto una investigación sobre posibles responsabilidades contables por parte de los gestores de Gersul en los últimos años. Entre otras irregularidades se investiga porqué decenas de miles de recibos de las tasas de recogida de basura han quedado sin cobrar, con el consiguiente quebranto económico.