La Mesa por el futuro de la provincia de León ha comenzado esta mañana con buen pie. Los representantes de sindicatos, patronal y administraciones públicas se han juramentado, con lealtad institucional, a frenar en seco y con medidas urgentes la “caída en picado de la economía provincial”. El método lo tienen claro: el diálogo social. El objetivo, también: la puesta en marcha de un plan para el desarrollo social y económico de la provincia. Así como la herramienta: una agencia u oficina técnica, dependiente de la Diputación, que será presidida por un profesional de prestigio y elegido por consenso de todas las partes implicadas en los próximos días. Esta agencia trabajará a medio y largo plazo, con un objetivo  a diez años y buscará el apoyo de la sociedad leonesas a través de tres foros: 1) municipal, con participación de todos los ayuntamientos; 2) el económico, con participación de entidades financieras, colegios profesionales, etcétera y 3) el social, que buscará la participación de la Universidad y colectivos ciudadanos de todo tipo. Estos foros se reunirán a lo largo y ancho de la provincia.

Estas han sido las principales conclusiones de la constitución y primera toma de contacto de la Mesa por el futuro de León, reunida en la Diputación de León. En esta primera reunión, convocada por los sindicatos UGT y CCOO, han participado representantes al más alto nivel del Gobierno central, Junta de Castilla y León, Diputación, Consejo Comarcal del Bierzo, sindicatos y patronal. Ha actuado de portavoz y lo ha hecho con exquisita imparcialidad y mano izquierda el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, anfitrión de la reunión.

Representante de los sindicatos, los convocantes de la Mesa/ MC

El buen tono, el consenso y la unanimidad han presidido la reunión, que se ha alargado durante algo más de dos horas. Las conclusiones han colmado las expectativas creadas, ya que en esta primera reunión se daba por hecho que no se podían tomar medidas ejecutivas, pero sí establecer el modelo de funcionamiento y un rígido calendario. La unanimidad ha sido plena al reconocer el estado casi catatónico de la economía leonesa, con una caída en picado que todos ven clara y  la necesidad de adoptar medidas urgentes. En este sentido, se ha fijado la primera reunión operativa para el 3 de abril, en Ponferrada. En esa fecha ya tiene que estar operativa la agencia independiente que ejecute los acuerdos de la Mesa y nombrado el profesional de prestigio que la encabece.

Y pocos puntos oscuros, salvo la escasa presencia femenina en esta reunión, sólo 3 mujeres frente 22 hombres y la usurpación del protagonismo sindical por parte de los líderes autonómicos de UGT y CCOO, orillando a los secretarios provinciales de ambos sindicatos.

Tras la reunión y en la larga rueda de prensa, todos los intervinientes han hecho hincapié en el compromiso de actuar con lealtad, es decir sin reproches políticos, superando el pasado y consensuando las medidas de futuro. En este sentido, todos los portavoces han destacado la necesidad de vencer al pesimismo actual y vender en positivo la provincia; una provincia dotada de grandes recursos, situada en un lugar estratégico y generadora de oportunidades de negocio. “Vamos a vender lo bueno que tiene la provincia, vamos a hablar en positivo, dejarnos de lamentarnos y destacar las oportunidades y las potencialidades frente a los errores de pasado como una estrategia para crear buen clima y atraer inversiones” se han venido a juramentar los portavoces sindicales, empresarios y de las administraciones públicas.

En la reunión del 3 de abril, a las 10 de la mañana, la segunda reunión de la Mesa por el futuro de León, deberá ya de plantear estrategias y planes concretos, prioridades, calendarios y, lo que es más importante, presupuestos que soporten las primeras medidas a adoptar. Al frente de esa Mesa ya estará el profesional independiente y un primer borrador del Plan de desarrollo económico y social de la provincia de León.

El tiempo apremia y la paciencia de los leoneses tiene un límite. De las buenas palabras hay que pasar inmediatamente a los hechos. Ese es el reto.