Ángel Rodríguez de Gracia
Ángel Rodríguez de Gracia, nuevo consejero delegado de Unicaja banco/ Diario SUR

La asamblea general extraordinaria de accionistas de Unicaja de finales de este mes de julio aprobará el nombramiento de Ángel Rodríguez de Gracia como nuevo consejero delegado del banco, en sustitución de Enrique Sánchez del Villar, quien, sin duda, es el ejecutivo que paga los platos rotos por el fracaso de la fusión con Liberbank.

La ruptura de la fusión con Liberbank ha supuesto para Unicaja un fuerte quebranto en Bolsa. A primeros de junio era el banco que más caía en Bolsa, con unas minusvalías del 24%. El precio de la acción estaba el pasado viernes a 0,78 euros, muy alejado del precio que tenía justo hace un año, que era de 1,63 euros. El futuro inmediato del negocio de Unicaja se basa en un drástico recorte de gastos, en torno a 55 millones de euros, que se obtendrán a base de despidos y traslados pactados y cierre de oficinas, sobre todo en Castilla y León.

Este es el escenario en el que desembarca el  nuevo consejero delegado. Rodríguez de Gracia  es un profesional de la entera confianza del presidente, Manual Azuaga, que es lo mismo que decir que lo es del presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, auténtico hombre fuerte del banco.  Precisamente la determinación de Medel de no bajar del 30% la representación de la Fundación en el banco resultante de la fusión con Liberbank fue crucial en el fracaso de esa operación. Ahora, ese fracaso se salda con el cese de Sánchez del Villar. A ver cómo lo explica Azuaga ante la junta general de accionistas del próximo 30 de julio, una fecha muy desmovilizadora, en plana vacaciones veraniegas.

Ángel Rodríguez de Gracia era desde hace cuatro años director general de Recuperación de Activos, Negocio ‘Non Core’ y Participadas y su principal objetivo como primer ejecutivo de Unicaja será impulsar el nuevo plan de negocio del banco, que actualizará el ahora vigente hasta 2020. Un plan de negocio que deberá contemplar una alternativa al fracaso de la fusión con Liberbank.

Rodríguez de Gracia viene avalado por una brillante gestión en la venta de inmuebles adjudicados y créditos dudosos. En el último ejercicio logró recuperar más de mil millones de euros. En el hecho relevante publicado por la CNMV, el banco Unicaja justificaba el relevo del consejero delegado en que “tras la culminación de los procesos corporativos que han marcado el devenir de la Sociedad en los últimos años, con el fin de centrar la actividad en el cumplimiento de los objetivos comerciales incluidos en el Plan de Negocio, el Consejo de Administración ha acordado proponer a la Junta General Extraordinaria la designación como consejero ejecutivo de la Sociedad de  Ángel Rodríguez de Gracia, quien sustituirá a Enrique Sánchez del Villar Boceta, que cesa en el cargo de consejero”.

Uno de los éxitos que se destaca del cesado consejero delegado ha sido la integración del Banco CEISS (Caja España y Caja Duero), de la que aún queda pendiente un duro ERE de traslados de empleados, sobre todo de la provincia de León, y de cierre de oficinas.

En un comunicado oficial, Unicaja Banco asegura que Rodríguez de Gracia reúne el “perfil idóneo para una nueva etapa de reforzamiento de su plan estratégico, centrado en la capacidad de generación de resultados, la dinamización de la actividad comercial, el mantenimiento de los elevados niveles de solvencia y la holgada posición de liquidez, así como en la reducción de los activos no productivos”.

Para Unicaja, el nuevo consejero delegado es un perfecto conocedor del funcionamiento interno del banco, donde ha ocupado puestos directivos en Banca Minorista, Tecnología o Tesorería y Mercados de Capitales, entre otros, y, “en su última etapa, en reducción de activos no productivos, lo que da una amplia visión estratégica y conocimiento en la gestión del negocio, y de cara a afrontar escenarios y retos del sector financiero», asegura el banco en su comunicado.

MANCHEGO

Rodríguez de Gracia es manchego, territorio donde Unicaja mantiene una posición relevante. Nacido en Mora (Toledo) en 1955, es licenciado en Empresariales por la Universidad Complutense y está vinculado al sector financiero desde hace cuatro décadas, cuando comenzó en 1977, tras finalizar sus estudios universitarios, en Arthur Andersen un periodo de ocho años donde ejerció como gerente de la división de entidades financieras.

Su carrera profesional ha estado vinculada en los últimos 27 años a tareas de alta dirección en Unicaja, al que llegó procedente de la Caja de Ahorros de Granada, donde Rodríguez de Gracia fue director de Administración. Anteriormente fue director financiero de Finamersa.

En el banco andaluz ha sido director de Sistemas Operativos y Control, director de Planificación y Desarrollo Comercial, de la División de Banca Minorista y Red, así como director adjunto de Banca de Inversión. En el año 2010, y tras la fallida operación de fusión de Unicaja y Cajasur que precipitó la dimisión del entonces director general Miguel Ángel Cabello en la caja malagueña, los cambios en el organigrama diseñados por Medel situaron a Manuel Azuaga como director general, y a Rodríguez de Gracia, hasta ese momento al frente de la división de Banca Minorista y Red, como responsable de Banca de Inversión, una de las dos grandes direcciones adjuntas de nueva creación en la entidad, en la que asumió las competencias en Mercados de Capitales e Inmuebles, y Participadas, así como el negocio de seguros, trayectoria que destaca la prensa malagueña.

Cinco años más tarde, en 2015, y cuando ya se encontraba muy avanzada la integración en Unicaja de Banco Ceiss (la entidad resultante de las antiguas Caja Duero y Caja España), la adaptación del organigrama a las nuevas exigencias de regulación y gobierno corporativo marcadas por la UE llevó al consejo del banco a nombrar a Rodríguez de Gracia como responsable de la Dirección General de Desarrollo Estratégico y Banca de Inversión, en la que se integraron las funciones relacionadas con Desarrollo Estratégico y Corporativo, y de Inmuebles, Participadas y Negocio ‘Non Core’. Rodríguez de Gracia fue uno de los ejecutivos de la matriz malagueña en los que en 2014 Unicaja confió en la primera etapa para la gestión del banco castellano, ya convertido en filial, y donde Azuaga asumió la presidencia no ejecutiva.

Rodríguez de Gracia compatibilizará su función ejecutiva en Unicaja con otras cargos, como consejero en  Banco Europeo de Finanzas, Hidralia, Gestión Integral de Aguas de Andalucía, Muelle Uno-Puerto de Málaga, Unicorp Vida, Compañía de Seguros y Reaseguros o Gestión de Inmuebles Adquiridos, compañía filial del Grupo Unicaja.