La empresa aeronáutica Flyby School, recientemente emigrada de León a Burgos, ha completado su desmantelamiento en la capital leonesa con la retirada de los simuladores de vuelo que tenía cedidos a la Universidad de León. La marcha de esta empresa ha sido uno de los exponentes más clamorosos de la desindustrialización de León, no por el tamaño de la empresa sino por su carácter simbólico y, sobre todo, por su alto componente tecnológico y como actividad de futuro.

La marcha de Flyby School de León se debió a la falta de acuerdo entre AENA y el Ministerio de Defensa para fijar unas tasas rentables por el uso del aeropuerto militar de León. Al final, Burgos ofreció esos precios que necesitaban y la empresa voló al aeropuerto burgalés.

La deslocalización de esta empresa ha coincidido con el intento de relanzamiento de la Mesa por el futuro de León, que dentro de unas semanas deberá presentar su primer informe de actuación, composición de sus mesas sectoriales y primeras iniciativas.

Retirada de los simuladores de vuelo

TOQUE DE ATENCIÓN DE LA UPL

Por su parte, la UPL ha sido el único partido político leonés que se ha mostrado crítico con la actuación de las administraciones públicas con respecto a esta empresa aeronáutica.  Es más, por portavoz leonesista en el Ayuntamiento de la capital, Eduardo López Sendino, hace responsable de este fracaso industrial al diputado nacional y secretario provincial del PSOE, Javier Cendón.

En un comunicado, Sendino asegura que “en estos días se ha procedido al desmantelamiento de los simuladores de vuelo que estaban alojados en el Campus universitario de León, en lo que supone el fin definitivo del proyecto empresarial de la empresa Flyby School, que lleva definitivamente estos simuladores a Burgos, donde ha encontrado mejor acogida que la que le prestó AENA y el Ministerio de Defensa en el aeropuerto de León, con la cómplice connivencia de los diputados socialistas, con Cendón a la cabeza, que es, claramente responsable de que una empresa puntera y con futuro en León tuviera que abandonar esta ciudad por la cerrazón del Ministerio de Defensa y Aena, que han desaparecido despreciado absolutamente a todos los leoneses”.

Sendino añade en su comunicado que “el señor Cendón debería dar cumplidas explicaciones de todo lo acontecido y que supone que una empresa radicada en León y que creaba puestos de trabajo y la traída de alumnos de toda Europa, ahora se ubique en una ciudad castellana” y extiende la petición de explicaciones a la Universidad: “Por otra parte, la Universidad de León deberá dar cumplida explicación sobre la marcha de estos simuladores alojados en sus instalaciones”.

UPL, SOCIO DEL PSOE

El grupo leonesista del Ayuntamiento de León es clave en la gobernabilidad municipal, cuyo alcalde, el socialista José Antonio Diez, se mantiene gracias a los votos de la UPL.

UPL y PSOE coinciden en exigir desde el Ayuntamiento de la capital la segregación del antiguo Reino de León de la actual comunidad de Castilla y León. Precisamente el líder socialista Cendón  no comparte la tesis segregacionista leonesista de sus compañeros de partido en el Ayuntamiento de la capital, de ahí que los ataques de la UPL a Cendón no cause ningún malestar en el grupo socialista municipal.

Por la misma razón, la UPL acaba de dar un toque de atención en la Diputación, donde los leonesistas y el PSOE firmaron un pacto de gobierno, que dio la presidencia al socialista Eduardo Morán, mano derecha de Cendón. Es la primera vez en un año que los leonesistas hacen público su relativo malestar por el incumplimiento de algunas de las partes del acuerdo de gobierno en Diputación.