Descubierta hace algo más de 50 años y recientemente votada como una de las 20 cuevas de todo el mundo más destacadas por su belleza y singularidad, la Cueva de Valporquero es un lugar perfecto para los amantes de la ciencia y del deporte, ya que su visita que además de cultural también puede ser una actividad deportiva.

Para conocer mejor sus secretos, hace falta repasar su historia: la cueva data del Pleistoceno y se cree que fue usada como refugio en numerosas ocasiones.

La altura de su zona central es impresionante, así como la iluminación, que permite admirar sus características. Es importante destacar que la temperatura en su interior es de 7 ºC.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

A 47 kilómetros de León, ubicada en un entorno único, junto al espacio natural de las Hoces de Vegacervera y el Hayedo de Valporquero. Dispone de un fácil acceso y de un centro de recepción de visitantes que ayuda al turista a conocer toda la información sobre la misma. Está a 1386 metros de altitud sobre el nivel del mar, y se abrió al público en 1966. Posee dos niveles, un nivel superior en el que se recorren 1,2 kilómetros a pie y uno inferior de 2 kilómetros, transitado por el río que sólo está abierto para la práctica de espeleoturismo.

Pasear por diferentes salas y observar los detalles puede convertirse en una clase de ciencia perfecta y también en una manera adecuada de poner a prueba la forma física.

¿QUÉ PODEMOS VISITAR?

Los recorridos disponibles son los siguientes:

Normal: Dura en torno a una hora y pasa por cinco salas en la zona superior. Su extensión es de 1,2 kilómetros.

Extendido: Pasa por las siete salas disponibles en la zona superior, idóneas para aprender algo de ciencia en lo que respecta a la formación de estalactitas y estalagmitas.

Insólito: Es el más adecuado para los amantes del barranquismo. Dura unas tres horas y comienza con el uso de cascos y luces en la zona inferior de las galerías.

A la salida, nada mejor que disfrutar del entorno para pasar un día inolvidable recordando las imágenes vistas en una de las cuevas más impresionantes de España que en época de lluvia, torna si cabe más bella, gracias a las cascadas y a los torrentes y lagunas que produce la salvaje bajada del río por su interior.

Los horarios y días de visita para los diferentes recorridos pueden consultarse aquí.