Villadangos se ha convertido en un gran polígono logístico.

El polígono de Villadangos del Páramo, a unos treinta kilómetros de la capital leonesa, es uno de los escasos modelos de éxito de reindustrialización en la provincia. Actualmente no hay parcelas disponibles, mientras la Junta sigue invirtiendo en modernizar sus infraestructuras. Así, en el consejo de gobierno de la pasada semana, la Junta comprometía  otros 24,5 millones de euros para impulsar la actividad económica y la creación de empleo a través del desarrollo sostenible y equilibrado de los territorios en el polígono de Villadangos.

El éxito de este polígono, sin embargo, apenas ha repercutido en un aumento de población del municipio y comarca, ya que la mayoría de los empleados de sus empresas van y vienen todos los días desde la cercana capital. Este hecho provoca la ya histórica reclamación de levantar el peaje de la autovía León-Astorga, al menos hasta la salida a Villadangos. Este peaje repercute en el aumento de tráfico de la carretera nacional que da acceso al polígono y que, además, atraviesa por el centro de varias localidades.

En cuanto al apoyo financiero, la Junta, a través de Sodical Instituto Financiero de Castilla y León, ha puesto a disposición un fondo de capital riesgo dotado con 10 millones de euros para financiar proyectos viables que se pongan en marcha en el polígono de Villadangos del Páramo, para favorecer su reindustrialización. Además, se han movilizado otros 12,5 millones de euros procedentes de instrumentos financieros como el Plan de Crecimiento Sodical, Iberaval y Plataforma Entidades Financieras.

ELEVADA DEMANDA DE SUELO

Por otra parte, la Junta ha destinado 2 millones para financiar inversiones que fortalezcan las infraestructuras de suministro de gas y de electricidad en el polígono industrial de Villadangos, al constituir un elemento imprescindible para el desarrollo de proyectos industriales de relevancia. De esta manera se posibilita la instalación de nuevas empresas y la mejora de las condiciones de las ya existentes.

El polígono industrial de Villadangos del Páramo, promovido por la Junta a través del Instituto de Competitividad Empresarial (ICE), cuenta con una superficie neta de 1.226.386 m2, repartida en 260 parcelas dotadas de los principales servicios como suministro de agua potable, energía eléctrica en baja y media tensión, depuración, canalizaciones de telefonía, gas natural suministrado a alta presión y canalización de telecomunicaciones.

Tras la aprobación en 2018 del Programa Territorial de Fomento se adoptaron condiciones de comercialización favorables para la venta del suelo industrial, como la bonificación para la adquisición del suelo industrial del 50 % sobre el precio fijado. De hecho, en la actualidad, este polígono no cuenta con espacio disponible tras las elevada demanda por parte de numerosas empresas.

ACCESO FERROVIARIO

La comisión de seguimiento del Programa Territorial de Fomento de Villadangos también analizó los avances relacionados con el trazado de una línea ferroviaria en el polígono para dar servicio a un proyecto siderometalúrgico, para lo que se ha planificado la ejecución de un ramal ferroviario que conecte la línea de ferrocarril León-A Coruña con el polígono industrial de la localidad. Esta infraestructura promoverá y facilitará el desarrollo de la actividad industrial, permitirá la creación de un entorno más atractivo para la implantación de nuevas empresas y el funcionamiento de las ya instaladas en este polígono.

Este proyecto, adquirido dentro del Plan regional impulsado por Network Steel para impulsar la reindustrialización de la actividad en la localidad leonesa y que beneficiará a todo el polígono industrial de Villadangos, ha superado ya la fase de trámite ambiental y está más próxima su aprobación definitiva.

485 PUESTOS DE TRABAJO

Desde la puesta en marcha en enero de 2016 de la Lanzadera Financiera se han impulsado en Villadangos del Páramo 29 proyectos por importe de 38.240.722 euros. Esta financiación ha contribuido a mantener o crear 485 puestos de trabajo y a generar una inversión inducida de 166 millones de euros.

Además, a través del ICE, se han concedido ayudas directas por valor de 162.000 euros, con una inversión empresarial de 324.000 euros.